tras galletas de la fortuna

I
ve ciegamente al árbol de duraznos

II
no confíes en las teclas de una maquina expendedora de gaseosas

III
te sonreirán cuando viajes en bicicleta