medio día

y me fuí quedando con unos puntios supensivos y vos entre los espacios . . .