extrañezas

tengo extrañezas que no quiero perder…

como la de cada mañana, en la cual deseaba perderme en el bolsillo de tu delantal…