y un día llegaste a mitad de letras, a mitad de mis puntos suspensivos…